lunes, 26 de marzo de 2007

¿Qué es describir?

Describir es representar una imagen por medio del lenguaje. “La descripción es como un dibujo que pretende provocar en la imaginación del lector una impresión similar a la percibida por los sentidos del autor al observar la realidad. El objeto de la descripción es dar la ilusión de vida, presentar los seres, los objetos, las situaciones y los estados anímicos como si estuvieran vivos o fueran tangibles”(1).La descripción es como una pintura hecha con palabras. Para lograr el objetivo antes mencionado es necesario ser fiel a lo percibido por los sentidos, lo que vemos, oímos, olemos, tocamos y gustamos. En nuestra cultura se ha privilegiado el sentido de la vista para la representación de la realidad, es por esta razón que se dice que la descripción representa la diferenciación y la relación de lo que percibimos en el espacio y se ha asociado con la representación de escenas a través del dibujo, la pintura, la fotografía o el film.

“La descripción se aplica tanto a estados como a procesos y se realiza según una perspectiva o punto de vista determinado, en un amplio abanico que se presenta desde el ángulo más objetivo al más subjetivo”(2). Todas las descripciones se encuentran condicionadas por el contexto en que aparece la comunicación: la relación entre los interlocutores, el contrato comunicativo que se establece y el conocimiento compartido que se presupone. La finalidad que se pretende, ya sea persuadir, convencer, criticar, informar, burlarse o conmover, orientan la descripción, cuya función puede ser predominantemente informativa o bien expresiva, argumentativa o directiva. El contenido responde a preguntas, explícita o implícitas, por ejemplo: ¿Qué es?, ¿Cómo es?, ¿Qué partes tiene?, ¿A qué se parece?, ¿Para qué sirve?, etc.

“Un par de con­sejos para empezar:

  1. Evite el empleo abusivo del verbo ser, y de la forma impersonal hay (el cuadro es...; la casa es...; el río es...; en el campo hay...; en el mar hay...]. Use otras construcciones verbales más precisas: parece presenta, existe, muestra, ofrece, semeja..., obser­vamos, vemos, se distingue, se divisa, se percibe, se advierte, etc.
  2. Siempre que pueda, evite los términos abstractos. Dé preferencia a las palabras de significación concreta y específica. Si decimos, por ejemplo, la joven era bonita o el cuarto estaba limpio, damos una opinión, pero no estamos pintando un cuadro para el lector. Un cuarto con el piso recién ence­rado o una muchacha esbelta de ojos castaños, ofrecen ideas más concretas y estimulan la imagina­ción del lector.
  3. Se debe procurar que la descripción sea concisa y sencilla. La mejor descripción no es la que más datos incluye, sino la que produce una sensación más viva con los rasgos más sencillos. Condensar es preferible a acumular.
  4. La descripción requiere del empleo de un vocabulario variado, preciso y pintoresco a la vez. La palabra exacta o sugestiva que necesitamos para dar vida a nuestra descripción no suele aparecer fácilmente.”(3)
(1) ORTEGA, Wenceslao. Redacción y Composición: ténicas y prácticas. México, McGraw-Hill,1994. 189 p.
(2) CALSAMIGLIA, Helena . Las cosas del decir: manual de análisis del discurso. Barcelona, Ariel, 1999. 279 p.
(3) ORTEGA, Wenceslao. Redacción y Composición: ténicas y prácticas. México, McGraw-Hill,1994. 190 p.

3 comentarios:

P.J dijo...

esto es muy bueno por que dejamuchos conocimientos

Richard Arocha dijo...

delicioso, es como escucharte hablar sin haberte oído antes.. la manera en que fue redactada lo provoca!!!

Richard Arocha dijo...

gracias por tan deliciosa explicación...